¿Hago lo que puedo, lo que quiero o lo que debo?

A lo largo de nuestra vida, cada vez que vamos madurando, planteamos metas y sueños; la mayoría de las veces imaginamos un panorama donde todo es perfecto, las cosas salen bien y a nuestro favor. Claro en nuestro caminar nos topamos con algunos obstáculos que requieren ciertos ajustes de nuestra parte en nuestro plan.
Ante esta modificación nos encontramos varios tipos de respuesta, hay personas que dicen «yo haría lo que fuera para que mi plan se realice cueste lo que cueste», otras personas llegan a conformarse con lo que obtienen y continúan adelante, por último otras se adaptan y reajustan su plan de vuelo para integrar a las personas que entran en su vida y son felices con su decisión.
Esto nos lleva a preguntarnos, qué es lo mejor hacer lo que podemos lo que queremos o lo que debemos. Definamos cada palabra y luego creo que vos mismo vas a tener la respuesta.

El deber es un término autoimpuesto por nosotros mismos, basados en lo que interpretamos de lo que la sociedad nos pide dentro de nuestro rol, el deber puede llevarnos a realizar tareas que no precisamente nos hacen felices o consideramos que sean parte de nuestras metas, como por ejemplo lavar platos, tender la cama, ir al colegio entre otras. Otros deberes más complicados son cuando creemos debo estudiar esta carrera para satisfacer a mi familia, o debo trabajar hasta tarde para que mi jefe este feliz, debo estar en forma y ser mas delgada o atlético para cumplir con los estándares de la sociedad. Estos DEBO, nos llevan a una vida que no es la que imaginamos pero es la vida que alguien o todos imaginaron para nosotros.

El querer significa tener la capacidad de elegir y ejercer voluntariamente sobre ello, es decir plantear una meta un camino y seguir adelante con él. El querer generalmente es lo que nos motiva a crecer en nuestros ámbitos de la vida pues es gracias a el cumplimiento de las metas que encontramos motivación para seguir adelante en nuestro camino, por ejemplo una persona emprendedora que ve su plan de negocio cumplirse poco a poco va teniendo más confianza en lo que hace y le da mas valor a su tiempo y su producto.

Y ¿Dónde queda el poder? El puedo es aquello externo que muchas veces limita al quiero, por lo tanto el querer es aquello que debemos superar para llegar al querer; como dicen por ahí «el querer es poder», esta frase se cumple siempre y cuando pongamos nuestro empeño, y capacidades en superar ese obstáculo que nos limita. Entonces el poder viéndolo de una manera positiva es lo que nos reta, lo que nos hace enfrentarnos a nosotros mismos y que al superarlo nos da la fortaleza de seguir adelante.
El poder es lo que le agrega ese efecto wow a nuestra vida. ¿Qué sería de una vida sin problemas? me preguntó hoy mi peque de 8 años, ella misma se respondió diciendo «ja, pues no habría ni covid, no tendría una compu nueva, no sabría usar zoom, no hubiera aprendido a jugar Kahoot y a hablar por video llamadas…. las vidas sin problemas serian aburridas»

Con esa sabiduría de la inocencia de mi peque los dejo con la pregunta que inicié: ¿Estoy haciendo lo que puedo, lo que quiero o lo que debo?

Publicado por Lourdes Soto

Profesional en Orientación, esposa, madre y un poco de todo. Amante de la vida y un poco "loca" dentro de las personas normales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: