La Romería… ¿Una actividad recreativa o una experiencia trascendental?

A inicios de agosto en Costa Rica, miles de personas de diferentes partes del país (e inclusive fuera del país), caminan a Cartago a visitar el santuario nacional de “La Negrita”, mejor conocida como la Virgen de los Ángeles, patrona de Costa Rica.

Existe una gran devoción del pueblo costarricense y muchas personas la visitan para darle gracias por interceder ante ellas por algún favor concedido o bien, para pedirle alguna intención. Sin embargo hay muchas personas que hacen la famosa “romería” simplemente como un pasatiempo, para hacer ejercicio o como una actividad recreativa. Entonces surge la pregunta: ¿es la romería una actividad recreativa o es una experiencia trascendental?

Bueno, realmente es ambas, ya que existen diferentes tipos de actividades recreativas, una de ellas son las actividades recreativas espirituales. Recordando un poco la definición de recreación, es aquella actividad que realizamos de forma voluntaria, que nos permite crecer en alguna de las áreas de nuestra vida, que nos genera gozo o placer y que lo hacemos en nuestro tiempo libre.

En el caso de las actividades recreativas espirituales se cumple todo lo anterior pero adicional es aquella en la que los seres humanos podemos expresar nuestra espiritualidad, recordando que es aquella dimensión que tiene que ver con encontrar mi trascendencia en este mundo, responder a preguntas como quién soy, para qué existo, de dónde vengo y para dónde voy.

Existen muchas actividades recreativas espirituales, en nuestra cultura costarricense y latinoamericana practicamos varias como lo es la navidad, las posadas navideñas, los rezos de los niños, la participación en diferentes grupos religiosos entre otras.

De esta manera la romería también es una de ellas. Entonces, ¿qué es lo importante o qué debemos de tomar en cuenta si hacemos la romería? Aquí te dejamos algunas recomendaciones:

1. Si lo querés practicar como una actividad recreativa espiritual, es importante que vayás con devoción y que sea un tiempo para interiorizar y hacer oración, meditación y reflexión. Es importante que te preparés espiritualmente antes de ir.

2. Podés llevar preparada una intención o algo por lo que querás dar gracias a “La Negrita”.

3. Como también es una actividad recreativa física, es importante prepararte antes de salir: hacer estiramientos, aplicarte algún tipo de ungüento para calentar como cofal, alistar agua, algunas barras de cereal o alguna galleta liviana que podás comer de camino, dormir bien el día anterior, llevar un pequeño botiquín o llevar tus medicamentos, entre otras cosas.

4. Si vas de día recordá llevar bloqueador y sombrero y si vas de noche abrigate bien y llevá una capa en caso de que llueva. Además recordá llevar ropa cómoda y liviana.

5. Si no lo vas a hacer como una actividad recreativa espiritual es muy importante respetar el credo y la espiritualidad de las personas que vayan en el camino, no interrumpir ni irrespetar si alguien va haciendo oración o alguna meditación.

6. Es recomendable que vayás en compañía de alguien más, por seguridad y por aquello que necesités asistencia.

7. Hacé pequeñas paradas para descansar pero evitá enfriarte.

8. Y por último recordá ir a tu ritmo, no es una competencia y no se trata de ver quién llega en primer lugar.

La romería es más una experiencia para conocerte y poder expresar tu espiritualidad. Si tratás de ir más rápido, podés lesionarte y puede que no alcancés tu verdadero objetivo. Si ya has asistido antes, o si es tu primera vez, contanos… ¿cómo fue tu experiencia?

Publicado por Alister Neira Mairena

Nací en Costa Rica, soy una persona muy alegre, optimista, extrovertida, con muchos deseos de ayudar a otras personas. Soy Orientador y Recreacionista. Actualmente soy el director de EFROVIDA, empresa privada que ofrece servicios profesionales en Orientación y Recreación. Me encanta realizar todo tipo de actividades recreativas, en especial me encanta acampar, jugar juegos de mesa, ir al cine, salir a bailar y compartir con mis amigos. Por último quiero rescatar la frase de Vicente Huidobro: “Si yo no hiciera al menos una locura por año, me volvería loco”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: